El juego Patológico o Ludopatas.

¿Qué es el juego patológico?

Escrito por  | Comenta

JUEGO PATOLOGICOJuego patológico

El juego patológico es un comportamiento de juego, desadaptativo, persistente y recurrente, que altera la continuidad de la vida personal, familiar o profesional de la persona que lo padece.

Esta persona puede estar preocupado por el juego (p. ej., reviviendo experiencias pasadas de juego, planificando la próxima aventura de juego o pensando en la forma de conseguir dinero para seguir jugando). Muchos dicen que buscan «acción» (estado de activación, de euforia) más que dinero, ya que al aumentar sus apuestas o magnificar los riesgos consiguen producir y mantener los niveles de excitación deseados. Contínuan a menudo jugando a pesar de los repetidos esfuerzos para controlar, disminuir o detener su comportamiento. Se pueden sentir inquietos o irritables cuando intentan parar de jugar y puede jugar como estrategia para escapar de sus problemas o para liberarse de sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión, etc.

Pueden presentar un patrón de «cazar o perseguir» las propias pérdidas, con una necesidad urgente de seguir con el juego (a menudo con grandes apuestas o aceptando riesgos desproporcionados), para contrarrestar una o varias pérdidas. Igualmente puede abandonar su estrategia de juego y tratar de recuperar todas las pérdidas de una sola vez. Aunque todos los jugadores pueden jugar durante cortos períodos de tiempo, es el juego a largo plazo lo más característico de los individuos con juego patológico.

La persona que sufre de juego patológico puede mentir a los miembros de su familia, terapeutas u otros para ocultar su grado de implicación en el juego. Cuando se queda sin dinero y sin crédito, pueden aparecer comportamientos antisociales (p. ej., falsificación, fraude, robo o abuso de confianza) para obtener dinero. Puede haber comprometido o perdido una relación interpersonal importante, un trabajo o una oportunidad educativa o profesional debido al juego. También puede recurrir a la estrategia de «lanzarse en paracaídas», pidiendo ayuda a la familia o a otras personas ante su desesperada situación económica a partir de jugar

Síntomas de las personas con  juego patológico

  • Puede haber una distorsión del pensamiento (p. ej., negación, superstición, confianza excesiva o sentido de poder y control).
  • Creen que el dinero es la causa y la solución de todos sus problemas.
  • Son personas que con frecuencia son altamente competitivos, enérgicos, inquietos y se aburren fácilmente.
  • Pueden estar excesivamente preocupados por la aprobación de los demás y ser generosos hasta la extravagancia.
  • Cuando no juegan, pueden ser adictos al trabajo o a trabajar «a atracones» cuando se aproxima el vencimiento de algún compromiso.
  • Están predispuestos a presentar enfermedades médicas asociadas al estrés (p. ej., hipertensión, úlcera gastroduodenal, migraña)

Curso de la enfermedad

El juego patológico empieza pronto en los adolescentes varones y más tardíamente en las mujeres. Aunque algunos individuos quedan «atrapados» desde su primera apuesta, para la mayoría el curso es más insidioso. Puede haber una continuidad de años de juego social seguidos de un comienzo brusco que puede ser precipitado por una mayor exposición al juego o por un estrés. El patrón de juego puede ser regular o episódico, y el curso del trastorno es crónico. En general, hay una progresión en la frecuencia de juego, la cantidad apostada y la preocupación por el juego y la obtención de dinero con el cual jugar. La urgencia de apostar o de jugar aumenta generalmente durante los períodos de estrés o depresión.

Tratamiento

El tratamiento terapéutico tendrá como objetivo conseguir la abstinencia del juego y prevenir las recaídas. A través del tratamiento psicológico la persona irá aprendiendo paulatinamente a controlar su impulso a jugar. Podrá llegar a los mismos resultados con distintas estrategias y trabajando desde diferentes áreas : la de los pensamientos, emociones, comportamientos, etc. Algunos ejemplos de los muchos posibles planteamientos se citan a continuación.

Una alternativa es que la persona se ejercite en la práctica de la relajación, desarrollando así estrategias para convivir con la tensión y otras sensaciones percibidas como negativas, tales como la inquietud, el nerviosismo, etc. Puede conseguir identificar las situaciones de riesgo y poner en marcha otras actividades distintas al juego.

Los jugadores suelen fallar también a la hora de interpretar las señales emocionales y las relaciones que hacen con determinados pensamientos : “Si juego me sentiré mejor”, “Por una vez que juegue no va a pasar nada, yo lo controlo”. Los nuevos esquemas mentales les permitirán resolver de forma favorable las situaciones en las que antes fallaban.

Será necesario que aprendan también a resolver distintos conflictos personales e interpersonales que antes tenían como única respuesta posible el juego.

A veces las terapias son en grupo y es habitual el trabajo en grupos de autoayuda. El compartir dificultades, favorecer la comunicación y encontrar estrategias de solución de problemas son medios que resultan a veces útiles.

Bibliografía

AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Psicología

3 Respuestas a “El juego Patológico o Ludopatas.

  1. antoniopoot

    Reblogueó esto en blog todo educacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s