¿QUE ES LA PSICOTERAPIA?

“Nuestras conductas, muchas veces pueden ser incomprensibles, sólo falta que las hagamos conscientes para hacernos cargo de ellas.” Jennifer Nava, Psicólogo Clínico. Venezuela. 

    

    Dada la diversidad y a la naturaleza de este proceso es difícil definir con un sólo concepto este campo. Sin embargo, podríamos decir que la Psicoterapia se trata de una relación “paciente-terapeuta” que se basa específicamente en la comunicación, interpretación e insight de fenómenos, pensamientos y actitudes en búsqueda de lograr un cambio psíquico y conductual. El terapeuta por su parte, es un profesional entrenado y autorizado que utiliza medios psicológicos y puede evaluar con diferentes herramientas procesos personales o grupales para generar un cambio en la psique del  paciente. El paciente, es la persona que acude a consulta planteando un motivo, una queja, dolencia o situación frustrante que no logra resolver por sí mismo, depositando en el terapeuta la confianza para que lo guíe en el camino al cambio.  

 

Según la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas, se entiende por Psicoterapia “todo tratamiento de naturaleza psicológica, que a partir de manifestaciones psíquicas o físicas de sufrimiento humano, promueve el logro de cambios o modificaciones en el comportamiento, la adaptación al entorno, la salud física y psíquica, la integración de la identidad psicológica y el bienestar bio-psico-social de las personas y grupos tales como la pareja o la familia. El término Psicoterapia no presupone una orientación o enfoque científico definido, siendo considerado denominativo de un amplio dominio científico-profesional especializado, que se específica en diversas y peculiares orientaciones teóricas, prácticas y aplicadas”.

 

Desde mi posición la psicoterapia es un proceso de crecimiento personal. Aquella persona que se compromete a un proceso psicoterapeútico, logra ver dentro de sí, urgando y explorando defensas, que en momentos determinados son las que regulan tomas de decisiones o acciones de su vida en general. Al estar en un proceso de psicoterapia, sea por la razón que sea, la persona logra descubrir núcleos psicológicos, que  naturalmente son ciegos para sí mismo, pero evidentes para los demás. En fin, la psicoterapia ayuda a generar cambios y nos da la opción de pensar, analizar y reflexionar de forma diferente y más adaptativa.

 

Pero entrando a una contextualización más teórica de la psicoterapia, vale decir que existe una gran diversidad de corrientes, enfoques y conceptos teóricos aplicados al ámbito psicoterapéutico, que dan origen a otras tantas maneras de establecer este contexto de comunicación. Es decir, hay diferentes enfoques y técnicas que ayudan a un mismo fin, generar un cambio, buscar la “cura” del paciente. Sin embargo, hay dos características fundamentales en la convergen dichas teorías. Una, el contacto directo y personal entre paciente y terapeuta a través de la comunicación verbal. En este caso, podríamos agregar que gracias a la nueva era cibernética, muchos psicólogos han optado por ofrecer un servicio aprovechando redes o herramientas internáuticas (skype, por ejemplo), procurando así mantener un vínculo terapéutico con algún paciente que se haya tenido que mover de país o localidad. El punto es, que el contacto debe ser presente, donde el terapeuta pueda establecer cara a cara el diálogo con su paciente. En segundo lugar, tenemos la calidad de «relación terapéutica» del contexto de comunicación. Esto es, una relación de ayuda destinada a generar un cambio en quien consulta. Entonces, no importa el enfoque o la técnica, el objetivo siempre será, para el terapeuta, estar dispuesto a la escucha de su paciente, acompañándolo en procesos de cambios, de adaptación, duelos, o situaciones que generen síntomas de malestar que es la razón por la que va en busca de ayuda. 

 

 Existe algo llamado “el encuadre psicológico o encuadre terapéutico” dentro de la psicoterapia, este se refiere al planteamiento de trabajo que se le ofrece al paciente desde la primera entrevista psicológica de su visita. Este encuadre, es como un “contrato” terapéutico, el cual podrá facilitar u obstruir el nivel de compromiso del paciente. El objetivo del encuadre es promover un clima de confianza y una buena transferencia con su terapeuta.  Esto puede darse a partir de la presentación precisa del profesional, de su función y de los objetivos que persigue (aún en las primeras entrevistas). Pero con el propósito de mantener el respeto al paciente, no se incluirán falsas expectativas. Y con el fin de mantener una buena relación, el terapeuta debe actuar de manera respetuosa ante los temas y dolencias que el paciente le trae. Dentro del encuadre, queda explicito honorarios, tiempo de consulta y formas de recuperación de sesiones suspendidas tanto por el paciente como por el terapeuta. Igualmente queda claro los límites establecidos dentro de la relación terapéutica. 

 

En otro orden de ideas, nos encontramos con la confidencialidad y privacidad que caracteriza este diálogo entre paciente y terapeuta  Este es un punto importante, ya que muchas personas pueden tener la mínima confianza en destapar aspectos de su vida a un desconocido por el temor de ser juzgado o de ser descubierto ante otros. La información intercambiada, que remite a consideraciones éticas para el ejercicio de la psicoterapia (código deontológico) queda sujeta a la privacidad entre paciente y terapeuta  a menos que este último, considere que existe un peligro inminente para la vida del paciente o de las personas que lo rodean. Por esto, la capacitación de quienes pueden ejercer la psicoterapia, requiere de un proceso de entrenamiento guiado por terapeutas que cuentan con mayor tiempo de experiencia o estudios dentro del campo respectivo. Del mismo modo, existen en cada país colegiaturas o entes estructurados que marcan pautas, reglas y normativas que obligan a cada terapeuta regirse bajo estas normas y hacer cumplir el código aprendido durante su aplicación. De esto podemos concluir que la psicoterapia no queda sujeta a la visión subjetiva del terapeuta,  si no al estudio de diferentes conceptos aprendidos por este para hacer una intervención efectiva, sin juzgar con valores morales las conductas del paciente, lo cual le da un carácter más objetivo a sus intervenciones clínicas.

 

Jennifer Nava, Psicólogo Clínico.

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Psicología

2 Respuestas a “¿QUE ES LA PSICOTERAPIA?

  1. Andrea

    Excelente artículo, fácil de comprender y muy instructivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s